El autor pretende, con este estudio, intentar un análisis global del trabajo del agrónomo, llamado erróneamente “extensionista”, como educador; pretende resaltar su indiscutible e importante tarea, junto a los campesinos (y con ellos), la cual no está correctamente comprendida en el concepto de “extensión”.

Partiendo del análisis semántico del término extensión, pasando por la crítica a su equívoco gnoseológico, deteniéndose en consideraciones a propósito de la invasión cultural, discutiendo la reforma agraria y el cambio, oponiendo la comunicación a la extensión, el autor considera, finalmente, la educación como una situación gnoseológica, en cuya práctica, la “asistencia técnica” tendría otras dimensiones.

El autor reconoce las limitaciones de su estudio, que considera fundamentalmente aproximativo. Una de ellas podría explicarse, tal vez, por el hecho de ser educador y no un agrónomo educador.

Con todo, su experiencia, en el campo no sola­mente de la alfabetización de adultos, asociada al proceso de la concientización, sino también en la post-alfabetización, en la cultura popular, en áreas urbanas y rurales, lo anima a hacerlo.

Además de eso, si el trabajo del agrónomo, en el campo aquí discutido, es pedagógico, no parece extraño al autor que medite sobre él, esforzándose por aclarar sus características generales.

Hoy, probablemente más que ayer, le parece al autor urgente que se discuta, interdisciplinaria­ mente, la asistencia técnica, tomando al hombre a quien sirve, como el centro de la discusión. No un hombre abstracto, sino el hombre concreto, que no puede existir sin la realidad, también concreta, que lo condiciona.

Ésta’ es la razón por la cual, necesariamente, esta discusión, tomando al hombre como su centro, se prolongará hasta la realidad, puesto que) sin ella, no es posible el hombre, y sin él, no es posible la realidad.

Finalmente, el autor considera necesario proponer este ensayo, no como una “última palabra” sobre el tema, sino como una presentación, más o menos ordenada, de sus ideas, con la esperanza de que, la contribución de aquellos que se interesen por el mismo tema, favorezca un mayor esclare­cimiento, en beneficio de los reales sujetos de toda acción educativa, los hombres que trabajan para su propia realización humana.

Puedes descargar el libro completo, en el siguiente enlace: Libro: ¿Extensión o comunicación?